La NASA acaba de divulgar los resultados de su mayor investigación sobre este tema, el llamado «Estudio de los gemelos».

Se trató de una oportunidad única. Los científicos analizaron los cambios experimentados por el astronauta Scott Kelly durante 340 días en la Estación Espacial Internacional entre 2015 y 2016. Los datos se compararon con los de su hermano gemelo Mark, que permaneció en la Tierra.

Una de las grandes sorpresas fue el cambio en los telómeros, los extremos de los cromosomas que aseguran su replicación correcta durante la división celular, es decir, que todo parece indicar que “rejuveneció” en comparación con su hermano que permaneció en La Tierra. De vuelta y tras el paso de seis meses logró readaptarse y recuperar su edad.

A %d blogueros les gusta esto: