La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) autorizó el uso de emergencia del tratamiento experimental con anticuerpos que se le administró al presidente Trump cuando fue diagnosticado con Covid-19.

El uso del medicamento, desarrollado por Regeneron, se permitirá en personas que hayan dado positivo por coronavirus y estén en riesgo de contraer una enfermedad grave.

Una autorización de emergencia permite el uso de un tratamiento, aunque no se hayan completado los estudios para determinar su seguridad y eficacia.

Pero según la compañía, sus informes sugieren que la terapia es efectiva cuando se administra después de un diagnóstico temprano de Covid-19.

Un medicamento similar al de Regeneron, fabricado por Eli Lilly, otra empresa farmacéutica estadounidense, recibió aprobación de emergencia a principios de este mes.

El tratamiento Regeneron es una combinación de dos potentes anticuerpos monoclonales, fabricados en laboratorio, que imitan nuestra propia respuesta inmunitaria.

Estos se adhieren físicamente al coronavirus, lo que hace que no pueda ingresar a las células del cuerpo.

Regeneron dijo que esperaba tener dosis suficientes para unos 80,000 pacientes a finales de este mes y 300,000 en total para finales de enero.

El tratamiento se proporcionará de forma gratuita, pero es posible que los pacientes deban pagar por su administración.

La FDA dijo que el tratamiento no estaba autorizado para los pacientes de Covid que están en el hospital o necesiten oxígeno.

El medicamento fue uno de los muchos que recibió el presidente Trump después de dar positivo por Covid-19 en octubre.

Más tarde, el presidente afirmó que la terapia experimental había ayudado a su recuperación, aunque sigue siendo imposible saber si en realidad lo hizo.

El presidente Trump fue una de las pocas personas fuera de los ensayos clínicos que recibieron el medicamento, bajo lo que se conoce como «uso compasivo».

Otro fue su secretario de Vivienda, Ben Carson, quien dijo que creía que estaba «fuera de peligro» después de estar «extremadamente enfermo» tras su diagnóstico positivo de Covid a principios de mes.

El medicamento fue uno de los muchos que recibió el presidente Trump después de dar positivo por Covid-19 en octubre.

Más tarde, el presidente afirmó que la terapia experimental había ayudado a su recuperación, aunque sigue siendo imposible saber si en realidad lo hizo.

El presidente Trump fue una de las pocas personas fuera de los ensayos clínicos que recibieron el medicamento, bajo lo que se conoce como «uso compasivo».

Otro fue su secretario de Vivienda, Ben Carson, quien dijo que creía que estaba «fuera de peligro» después de estar «extremadamente enfermo» tras su diagnóstico positivo de Covid a principios de mes.

Estados Unidos tiene ahora más de 12 millones de infecciones por Covid-19 confirmadas, con más de 255.000 muertes, según datos compilados por la Universidad Johns Hopkins. Este es, con mucho, el número de muertos más alto del mundo.

El reciente aumento de casos ha llevado a muchos estados a imponer nuevas restricciones en un intento de frenar el virus.

En California, un toque de queda nocturno comenzó el sábado y estará vigente hasta el 21 de diciembre, con una posible extensión si es necesario, dijeron las autoridades.

A %d blogueros les gusta esto: