Un estadounidense se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir un trasplante de corazón de un cerdo modificado genéticamente.

Según ha publicado la agencia británica BBC, el paciente, identificado como David Bennett, se encuentra bien tres días después del procedimiento experimental de siete horas realizado en Baltimore, de acuerdo con los médicos.

El trasplante se consideraba como la última esperanza de salvar la vida de Bennett, aunque aún no está claro cuáles son sus posibilidades de supervivencia a largo plazo.

«Era morir o hacer este trasplante», explicó Bennet, de 57 años de edad, un día antes de la cirugía.

Para llevar adelante esta intervención, los doctores del Centro Médico de la Universidad de Maryland recibieron por parte de las autoridades de salud de Estados Unidos un permiso especial que fue otorgado sobre la base de que si no se ejecutaba Bennett habría muerto.

El trasplante podría significar un cambio importante en la vida de muchas personas alrededor del mundo.

Para el equipo médico que realizó el trasplante, marca la culminación de años de investigación.

El cirujano Bartley Griffith dijo que esta operación llevaría al mundo «un paso más cerca de resolver la crisis de escasez de órganos», de acuerdo con un comunicado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

La posibilidad de utilizar órganos animales para satisfacer la demanda humana -un proceso llamado xenotrasplante- se ha considerado durante mucho tiempo y el uso de válvulas de corazón de cerdo ya es común.

Bennett, por su parte, espera que su trasplante le permita continuar con su vida. Estuvo postrado en cama durante seis semanas antes de la cirugía, conectado a una máquina que lo mantenía con vida después de que le diagnosticaran una enfermedad cardíaca terminal.

Griffith dijo que estaban «procediendo con cautela», monitoreando cuidadosamente a Bennett, mientras que su hijo David Bennett Jr. admitió a la agencia AP que en este momento están en «lo desconocido».

Agregó que su padre «tiene conciencia de la magnitud de lo que se ha hecho y realmente se da cuenta de la importancia que tiene».

A %d blogueros les gusta esto: