Icono del sitio

México ya está en la quinta ola de COVID y la UNAM explica por qué

En días recientes México reportó una significativa cantidad de nuevos contagios de COVID-19, incluso volvieron los informes técnicos diarios de la Secretaría de Salud que habían sido eliminados hace semanas, con la finalidad de mantener a la población informada sobre la creciente ola de contagios. La Universidad Nacional Autónoma de México considera que el país ya está en su quinta ola.

A través de un artículo publicado en Gaceta UNAM, la institución subraya que, tal como explican los informes de la dependencia gubernamental de salud, los casos activos se han disparado en la más reciente semana, principalmente en entidades como Baja California Sur, Sinaloa y Ciudad de México.

Mediante las opiniones de expertos en salud, la institución repasa cómo fue que el país llegó a un repunte de casos, siendo que en algún punto mantuvo cifras de una o dos muertes por día y registros mínimos de contagios para abril.

La UNAM dice que, en realidad, no es que se haya tomado mal alguna medida, más bien, el repunte de casos tiene que ver directamente con la llegada de las nuevas subvariantes de ómicron al país, esto de acuerdo con Alejandro Macías, integrante de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus de la institución.

Según el especialista, las variantes de COVID son las que han impulsado a las nuevas olas, y en este caso, las subvariantes BA12-1 y la BA4BA5 de ómicron han burlado la inmunidad de anteriores variantes y con esto han generado nuevos contagios.

Para Macías, la vacunación juega un papel muy importante, ya que la rápida propagación tiene como destinatarias a las personas que aún no se han inoculado, ya que no tienen algún indicio de inmunidad y además están expuestas a que la enfermedad se agrave.

La investigadora del Instituto de Biotecnología, Susana López Charretón, asegura que la vacunación es importante, esto debido a que en la cuarta ola de contagios no se elevaron los índices de mortalidad como en olas anteriores gracias a que ya había un importante sector de la población con el biológico puesto.

“Sin embargo, no hay que confiarse, pues no quiere decir que no te toque la mala suerte. Que tengamos un uno por ciento de ocupación hospitalaria no quiere decir que no nos vaya a tocar. No nos debemos de confiar, es importante mantener el cuidado, y si lo hacemos durante este tiempo y el que ya se nos viene a partir de octubre de influenza, tendríamos muchísimo menos problemas de salud”, dijo la especialista.

Salir de la versión móvil