En los últimos años, un equipo de la Universidad de Stanford ha estado analizando qué pasa en el cerebro de los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes.
Aunque el desarrollo ha sido uno de los temas predilectos de psicólogos, neurólogos y pedagogos, lo cierto es que hasta hace poco tiempo no teníamos tecnología suficiente para estudiar los detalles de ese huracán que llamamos adolescencia.
El equipo seleccionó una muestra de 46 niños y niñas entre siete y 16 años que estaban a punto de someterse a distintas pruebas médicas. La idea era aprovechar esas pruebas para ponerles grabaciones de voz y ver qué ocurría con su actividad cerebral.
Los resultados fueron curiosos: mientras que los menores de 12 años mostraron una respuesta neuronal muy intensa en los centros de recompensa y de procesamiento de emociones al escuchar la voz de su madre, a partir de los 13 la situación cambiaba.
“El adolescente no acaba de ser consciente de que lo está haciendo. Simplemente, está siendo él mismo: tiene amigos y nuevos compañeros y quiere pasar tiempo con ellos. Su mente es cada vez más sensible y se ve atraída por estas voces desconocidas”, explica Daniel Abrams, uno de los investigadores que han trabajado esto.
Al ver los resultados, muchos han comenzado a pensar que es el cerebro que causa de que los adolescentes dejen de escuchar a sus padres. Pero eso es una idea equivocada: las imágenes del cerebro sencillamente muestran que eso ocurre.
Que no es que los chavales se vuelvan unas maliciosas máquinas de ignorar padres, sino que sus condiciones y necesidades le impulsan a sentir más interés por nuevas experiencias.
En cierta forma, como indican los investigadores, lo que estamos viendo a nivel neuronal es cómo los adolescentes empiezan a cultivar sus habilidades sociales y cómo empiezan a abrirse al mundo que les rodea de una forma nueva.
Es ley de vida; algo positivo y necesario, de hecho. Aunque eso no consolará a todos los padres que ahora mismo estarán tirándose de los pelos, señalan los investigadores.

A %d blogueros les gusta esto: