Los científicos han hecho un descubrimiento clave de la antimateria, la sustancia misteriosa que abundaba al inicio de la creación del universo, según se ha publicado en el portal de la agencia británica BBC.
La antimateria es lo opuesto a la materia, que es de lo que están hechas las estrellas y los planetas y ambas sustancias fueron generadas en cantidades iguales con el Big Bang, la gran explosión que creó el universo.
Durante años, los físicos se han esforzado en descubrir las diferencias y similitudes entre ambas sustancias, para explicar así el origen del universo.
Ahora se ha confirmado por primera vez que los átomos de antimateria caen. Pero lejos de ser un callejón científico sin salida, el descubrimiento abre la puerta a nuevos experimentos y teorías. ¿Caen a la misma velocidad, por ejemplo?
Durante el Big Bang, la materia y antimateria debieron haberse combinado y cancelado mutuamente, dejando nada excepto luz. El porqué es uno de los grandes misterios de la física y descubrir las diferencias entre las dos es la clave para resolverlo.
De alguna manera la materia se impuso sobre la antimateria en esos primeros instantes de la creación.
Cómo responde a la gravedad podría contener la clave, según la doctora Danielle Hodgkinson, integrante del grupo de investigación de la Organización Europea para la Investigación Nuclear, CERN, en Suiza, uno de los mayores laboratorios de física de partículas.
“No entendemos cómo nuestro universo llegó a ser dominado por la materia, así que eso es lo que motiva nuestros experimentos”, declaró la investigadora.
Empecemos con qué es la materia: todo lo que se encuentra en nuestro mundo está hecho de ésta, desde las partículas más pequeñas llamadas átomos.
Algunos físicos teóricos han pronosticado que la antimateria podría caer hacia arriba, aunque la mayoría, particularmente Albert Einstein en su Teoría General de Relatividad de hace más de 100 años, dice que debería comportarse igual a la materia y caer hacia abajo.
Los investigadores del CERN han confirmado ahora, con el más alto grado de certidumbre jamás, que Einstein estaba en lo cierto.
Con los siguientes pasos que tomará la investigación, el equipo mejorará su experimento para hacerlo más sensible y ver si hay una leve diferencia en el ritmo de la caída de la antimateria.
De ser así, podría contestar una de los principales interrogantes: cómo entró en existencia el universo.

A %d blogueros les gusta esto: